09 febrero 2015

Mini bunt cakes de red velvet

¡Madre mía!. Llevo tantos meses sin pasarme por aquí que casi no me acuerdo de la contraseña... Y es que después de tanto tiempo remoloneando, algún día tendría que volver a la carga. Además mis compañeros de Megasilvita me darían un tirón de orejas si no formase parte del #romanticday. El año pasado mis compañeros hicieron el #diadelturron e inundaron las redes con deliciosas recetas de éste ingrediente. Como la cosa fue tan divertida, nos pareció muy buena idea volver a hacerlo para San Valentín e inundar las redes de rojo, rosa, pasión y suculentas recetas.
Mi propuesta para este San Valentín, son unos mini bunt cakes de red velvet. Creo que es de mis bizcochos preferidos, me encanta ese sabor indescriptible y esa jugosidad que lo hace único, por no hablar del maravilloso color rojo... lo que lo hace perfecto para este día tan especial.

Mini bundt cake de red velvet
Ingredientes (12 unidades)
  • 150g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 300g de azúcar
  • 4 huevos M
  • 400g de harina
  • 250ml de butttermilk
  • 30g de cacao Hershey´s 
  • 1 cucharada de vinagre
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 3/4 cucharaditas de sal
  • 2 cucharadas de vainilla
  • 1 cucharada de colorante rojo
Preparación
  1. Precalentamos el horno a 175ºC y engrasamos los moldes con spray desmoldante o con aceite.
  2. En un bol tamizamos la harina, el bicarbonato, la sal y el cacao. Reservamos.
  3. En el bol del robot de cocina, con el accesorio de varillas, batimos la mantequilla y el azúcar, hasta conseguir una mezcla cremosa y que haya blanqueado.
  4. Seguidamente vamos añadiendo los huevos uno a uno, no añadimos el siguiente hasta que el anterior esté completamente integrado.
  5. Integramos el colorante, el vinagre y la vainilla en pasta, seguimos mezclando.
  6. Añadimos la mezcla de harina y cacao en 3 veces, alternando con el buttermilk. Mezclamos a velocidad baja hasta integrar todos los ingredientes y conseguir una mezcla homogénea.
  7. Vertemos la mezcla en los moldes y horneamos a 175ºC durante 20-25 minutos aproximadamente o hasta que al pincharlos con un palillo, éste salga completamente limpio.
  8. Transcurrido el tiempo, sacamos del horno y dejamos reposar durante 10 minutos en el molde, desmoldamos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Hasta aquí mi propuesta para el #romanticday, os invito a ver las deliciosas y originales propuestas de mis compañeros. A mí me parecen todas geniales!

  1. Cardamomo  Naked Cake de fresas con nata de Iñaki "Jaleo en la cocina".
  2. Candy Heart Cookies de Vanessa "Chokolat Piemienta".
  3. Mini bunt cakes de red velvet de Noemí Merengue y Frambuesa.
  4. Mini bundt cake de chocolate de Luísa "Cocinando con mi Carmela".
  5. Cómo hacer macarons con video paso a paso de Ester "La cuinera".
  6. Galletas de chocolate rellenas de nubes de frambuesa de Yaiza "Qué cosa tan dulce".
  7. Layer Cake de red velvet, chocolate & tiramisú de Silvia "Megasilvita".
  8. DIY San Valentín: Portavelas corazón de Natalia "Dreamy Hands".
  9. Mini tarta de chocolate y frutos rojos de Mercedes "Merceditas Bakery".
  10. Bollitos de vainilla y mermelada de Laura "Sophie Bakery".
  11. Tutorial modelado banco de fondant de Aymar "Ma petite patisserie".

Nos vemos... espero que muy pronto, con una nueva receta.
Feliz semana ♥

22 julio 2014

Polos de mascarpone y frutos del bosque

A la hora de elegir un helado, soy bastante clasicona, prefiero los sabores tradicionales a los sabores extraños y extravagantes. Con esto me refiero a los helados de fabada, tortilla de patatas, lentejas, pizza, ajo, si estáis leyendo bien, os imagináis lo que puede repetir un helado de ajo, por no hablar del aliento... en este caso si que podría decir Victoria Beckham que España huele a ajo. 
Yo no sé a vosotros, pero yo no me comería un helado de fabada... pero para gustos, los colores y los sabores. Como yo soy muy clásica y nada extravagante os dejo la receta de unos cremosos polos de mascarpone y frutas del bosque. Recordáis que hace unas semanas prepare queso mascarpone "homemade", ¿lo habéis preparado ya?, espero que si, porque este será el ingrediente principal de la receta de hoy.


 Polos de mascarpone y frutos del bosque
Ingredientes
  • 125 ml de agua
  • 100g de azúcar
  • La cáscara de un limón
  • 500g de queso mascarpone (la receta aquí)
  • 300g de frutas del bosque frescas o congeladas
  • 60ml de agua
  • 2 cucharadas de azúcar
Preparación
  1. Empezamos preparando el jarabe, en un cazo calentamos a fuego medio los 125ml agua y los 100g de azúcar, hasta que se disuelva. Añadimos la cascara de limón y dejamos cocer durante 5 minutos. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y reservamos en la nevera.
  2. Ahora prepararemos el sirope de frutos del bosque, en un cazo calentamos los 60ml de agua, las cucharadas de azúcar y los frutos del bosque en trozos, llevamos a ebullición y dejamos que burbujee durante 2 o 3 minutos. Esperamos a que enfríe y trituramos. Reservamos.
  3. Mezclamos el queso mascarpone y el jarabe, batimos hasta conseguir una mezcla homogénea.
  4. Rellenamos nuestros moldes alternando el sirope de frutos del bosque con la crema de mascarpone. Congelamos durante 30 minutos (de esta manera evitaremos que a la hora de insertar los palitos no queden torcidos) y insertamos los palitos, volvemos a congelar como mínimo 5 horas.
  5. Para desmoldar retiramos los moldes del congelador y los dejamos reposar a temperatura ambiente durante 5 minutos.

En agosto aún no tengo muy claro si publicaré nuevas recetas, tengo algunas en la recamara esperando a ser redactadas, pero no sé si tendré fuerzas suficientes para sentarme delante del ordenador y escribir el post. De todas formas os iré informando en las redes sociales. Os recuerdo que también podéis encontrar mis recetas en Megasilvita, en agosto no nos vamos de vacaciones así que podréis disfrutar de unas recetas muy dulces para este verano.
Disfrutad del veranito ♥ 

01 julio 2014

Queso Mascarpone

Estrenamos nuevo mes y nuevo diseño en el blog! Qué os parece, os gusta? A mí me parece que ha quedado precioso, después de marear a Maite, con correos, hemos dado con el diseño que quería. Me apetecía mucho darle un buen lavado de cara, con un diseño más sencillo y sobre todo más ordenado. De todas formas aún quedan algunos pequeños detalles. Desde aquí te quiero dar las gracias Maite por el gran trabajo que has realizado y sobre todo por tu paciencia, sé que soy muy pesada.
Desde que preparé por primera vez yogures en casa, me pico el gusanillo por preparar también queso, pero por unas cosas o por otras no me decidía, tal vez por miedo, respeto, ignorancia... me imaginaba que sería bastante difícil encontrar una consistencia perfecta. Pero hasta que me lance no se resolvieron mis dudas, fue más sencillo de lo que esperaba, el resultado es fantástico y su sabor es delicioso, por no hablar del dinero que nos podemos ahorrar, por menos de dos euros, tenemos un queso 100% home made.
Para prepararlo necesitamos nata y limón, si solo eso, también es importante disponer de un termómetro para controlar que la temperatura este entre los 80-85ºC, luego tendremos que utilizar una gasa o una tela muy finita para que drene y suelte el suero sobrante. 
La receta es del libro "Yaourts & fromages frais Maison", de este libro ya he preparado varias recetas como los yogures de chocolate blanco, los de coco y limón y la verdad es que han sido todo un éxito.

Queso Mascarpone
Ingredientes 
  • 600ml de nata 35.1% materia grasa
  • 20ml de zumo de limón 

Preparación
  1. En un cazo calentamos la nata hasta que alcance una temperatura entre 80-85ºC, para ello nos ayudamos de un termómetro. 
  2. Una vez alcance la temperatura deseada, bajamos el fuego, añadimos el zumo de limón y removemos suavemente con unas varillas manuales.
  3. Dejamos el cazo durante dos minutos a fuego suave y continuamos removiendo.
  4. Retiramos del fuego y dejamos que enfríe a temperatura ambiente.
  5. Tapamos el cazo con un paño y dejamos reposar durante 12 horas en la nevera.
  6. Después del tiempo de reposo la crema será espesa. Pasamos la crema a un colador forrado con gasas o una tela finita y lo tapamos con un film transparente (en mi caso como utilice una tela muy finita utilice un trozo de hilo de cocina para formar un fardo), dejamos que escurra el suero durante 24 horas en la nevera.
  7. Una vez pasadas las 24 horas tendremos nuestro queso listo para usar. 
  8. El queso se conserva durante una semana en la nevera dentro de un recipiente hermético.
Espero que os animéis a preparar vuestro queso mascarpone en casa, estoy segura de que os encantará. Yo desde luego no será el último queso casero que prepare en casa.
Nos vemos muy pronto con una nueva receta, en la que el principal ingrediente sera este queso, tal vez algún helado, tiramisú...